top of page

Aceite de Argán – El secreto para un cabello deslumbrante


La caída del cabello es un problema común que experimenta la mayoría de las personas durante su vida. No obstante, este problema se puede superar siguiendo una rutina de cuidado del cabello apropiada, con los productos adecuados. Recientemente se ha introducido un nuevo tipo de aceite a la industria de la belleza, famoso por sus maravillosas propiedades. Este producto es el Aceite de Argán. Así es: el aceite de argán es considerado como un ingrediente secreto para mantener un cabello saludable y brillante.

En este blog vamos a discutir los beneficios y aplicaciones del aceite de argán. ¡Acompáñanos!


¿Qué es el aceite de argán?

El aceite de argán se extrae de las nueces del árbol de argán, en Marruecos. Se conoce popularmente como “aceite de Marruecos” u “Oro líquido”, porque la extracción es un proceso tedioso y bastante caro. El aceite de argán contiene muchos ácidos grasos, antioxidantes, vitamina E, tocoferoles, proteínas, carotenos y elementos nutritivos que resultan esenciales para el crecimiento y desarrollo del cabello. Debido a su perfil rico en nutrientes, puede reparar el cabello dañado, estimular su crecimiento y mantener la salud del cabello y el cuero cabelludo en general.


¿Cuáles son los beneficios del aceite de argán?

Este aceite mágico tiene múltiples beneficios, pero el más importante es su contribución al crecimiento del cabello. usado regularmente, tiene un impacto duradero sobre el cabello y cuero cabelludo.


Nutre el cabello:

El aceite de argán nutre e hidrata el cabello desde la raíz hasta la punta y le proporciona un brillo increíble. Su alta concentración de ácidos grasos restaura el balance de humedad a un cuero cabelludo normalmente seco. Los carotenos presentes en el aceite suavizan el cabello y proporcionan un brillo natural.


Exfoliante del cuero cabelludo:

El aceite de argán exfolia delicadamente el cuero cabelludo y trata muchos problemas relacionados con éste, como el eczema, la dermatitis, tejido escamoso, sequedad, psoriasis y caspa. Sumado a un masaje suave, ayuda a reducir el escozor y la inflamación causadas por estas infecciones.


Crecimiento del cabello:

El aceite de argán hace maravillas para el crecimiento del cabello porque las moléculas de aceite penetran el cuero cabelludo y fortalecen las raíces. Además, aumenta la circulación sanguínea con el masaje, lo cual también regula el crecimiento.


Aumenta la elasticidad:

El aceite de argán puede restablecer la humedad del cabello y combatir el frizz al reducir la producción natural de sebo. El exceso de sebo no sólo hace que tu cabello luzca grasoso, sino que también obstruye los folículos, lo cual lleva a la escasez de cabello, puntas abiertas y roturas.


Protege tu cabello:

El aceite de argán protege tu cabello de varios agentes agresivos externos, incluyendo el polvo, cambio de tiempo y los rayos ultravioletas del sol. Actúa como una barrera contra el calor del verano y los vientos fríos del invierno. Simplemente, es capaz de proteger tu cabello en cualquier temporada.


Restaura la integridad del cabello:

El aceite de argán compensa los nutrientes y radicales que son extraídos del cabello por los químicos de champús y acondicionadores. También repara las células dañadas del cuero cabelludo, evita las canas prematuras y estimula la producción de vitamina E, que repara los folículos.


Resiste altas temperaturas:

El aceite de argán puede resistir temperaturas más altas que otros aceites. Por eso puede ser aplicado directamente al cabello antes de usar herramientas calientes, como una barrera protectora.


¿Cómo usar el aceite de argán en casa?

Puedes aplicar el aceite de argán de varias maneras. Los consejos y trucos son muy simples, y aquí van.

  • Los acondicionadores sin enjuague hacen maravillas cuando contienen aceite de argán. Lava tu cabello con un champú delicado o que contenga aceite de argán. Quita el exceso de agua de tu cabello envolviéndolo con una toalla o una camiseta. Cuando esté húmedo, pon 2-3 gotas de aceite de argán en tus manos y aplícalo sobre el cabello. Seca y peina como de costumbre. Repite este proceso tras cada lavado.

  • También puedes usar una mascarilla capilar de aceite de argán, añadiendo aceite de ricino como excipiente. Ambos aceites son excelentes acondicionadores por sus propiedades similares de penetrar a lo profundo de los folículos para promover el crecimiento. Mezcla ambos aceites en cantidades iguales. Aplica generosamente sobre tu cabello, desde las raíces hasta las puntas. Masajea por unos minutos y envuelve tu cabello con una toalla húmeda. Deja actuar por 30 minutos, o durante toda la noche para un tratamiento más intenso. Lava y enjuaga tu cabello y ve desaparecer el frizz, la sequedad y el daño.

  • Otra mascarilla que puedes usar es la de aceite de argán y aceite de coco. Esta combinación lo protegerá de rayos ultravioletas y otros agresores ambientales mientras nutre tu cabello. Mezcla iguales cantidades de ambos aceites en un recipiente. Desenreda tu cabello con un peine. Aplica la mezcla a tu pelo y cuero cabelludo, concentrándote en la mitad inferior, y luego péinalo otra vez para distribuir de forma pareja. Cúbrelo con una toalla o gorro por 30 minutos, luego lava con un champú delicado.

  • Finalmente, puedes aplicar el aceite de argán como un protector contra el calor. Pon 2-3 gotas de aceite de argán en tus manos y frótalas. Aplica superficialmente sobre el cabello para crear un escudo y luego usa tus herramientas de peinar.

¿Cuándo usar aceite de argán?

El aceite de argán es completamente natural y apropiado para todo tipo de cabello. Si presentas problemas tales como caída del cabello, cuero cabelludo seco o irritado, cabello seco o quebradizo, horquetillas, falta de brillo, exceso de calor aplicado o daños ambientales, entonces este aceite es para ti. Para obtener los mejores resultados usa el Elixir Argan Oil de DAMANCI; inclúyelo en tu rutina regular y ¡mira como se transforma tu cabello!



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page